• CEDLA

Policías Virales

Actualizado: ene 19

Representaciones y autorepresentaciones de la policía colombiana durante la pandemia


Por Luisa González

Candidata a doctorado en cines digitales populares colombianos, CEDLA-ARTES


La producción y distribución de imágenes en movimiento a través de las tecnologías celulares ha dado pie a una masiva cantidad de contenidos. Algunos de ellos circulando ampliamente y produciendo derivados a través de los cuales miles, y hasta millones de personas, generan reflexiones sociales. Memes y videos virales que conforman una suerte de mapas para leer cómo amplias comunidades reaccionan ante temas que son tendencias nacionales y/o mundiales. Así, la pandemia del covid-19 ha sido desde su aparición uno principal. La transformación de la vida privada, teorías conspiratorias, el teletrabajo, y los gobiernos y sus modos de proceder ante la crisis sanitaria, han sido algunos de los temas más abordados y compartidos a través de los memes.


En Latinoamérica, la región en el mundo con las cuarentenas más extendidas, millones de personas fueron obligadas por meses a estar en sus casas, so pena de recibir una multa. En el caso específico de Colombia la cuarentena se extendió desde el veinticinco de marzo hasta el primero de septiembre del 2020. La gente podía salir de sus casas una vez por semana para abastecerse de alimentos, medicina, u otros bienes y servicios de primera necesidad, bajo un sistema denominado “pico y cédula” ー supeditado al número de terminación del documento de identificación nacional, o cédula. En las calles, los encargados de hacer cumplir dicha medida fueron los policías quienes se convirtieron así en actores principales de la cuarentena en Colombia. A la incomodidad por el poder que adquirían los uniformados durante la pandemia en la calles, se sumó un clima mundial de rechazo e ira contra la violencia policial iniciado el 25 de mayo con el asesinato de George Floyd en Minneapolis, Estados Unidos. En Colombia, más tarde ocurriría un hecho similar: el ocho de septiembre un abuso policial causaría la muerte de Javier Ordoñez. El hecho también fue grabado y convertido en un video viral que desató fuertes disturbios en los que murieron diez personas en Bogotá y decenas de heridos en varias ciudades del país.


La policía adquirió así un papel relevante en los comentarios sociales y políticos que millones de personas generaron y circularon en forma de memes y videos virales. Por un lado, las cámaras de los teléfonos móviles se han convertido en una herramienta de registro inmediato, y la viralización de dichos contenidos ha sido clave para desatar diversas manifestaciones como las mencionadas anteriormente. Por otra parte, los uniformados hechos personajes en los memes y videos virales han sido, más allá de señalados, también burlados y usados como una metáfora para criticar el sistema político-económico.


Paradójicamente, la policía también humaniza las reglas decididas por entes gubernamentales sin rostro. Dotada de“la facultad legítima de regulación de la libertad” (decreto del 6 de marzo de 2020), vigila y protege un sistema, pero a la vez hacen de dicha facultad un uso personal en el que se mezcla género, clase, raza, edad, y toda la gran variedad de elementos que pueden influir en el accionar cotidiano de una persona. A ese ejercicio de su poder, se suma también el uso que hacen de las tecnologías celulares. Por ejemplo, es notorio cómo en los vídeos virales sobre la policía en la pandemia son sus mismos miembros, en muchos casos, los creadores. Videos que escapan de sus manos y llegan a los de la comunidad que se los re-apropia y difunde. Quizás uno de los más populares es este: tres bachilleres fumando, posiblemente marihuana, en una pipa con el rostros de Chucky 一 personaje popular del cine de horror 一, en un teleférico de la ciudad de Cali.



La policía tiene un rol participativo no sólo en los videos que ellos mismos producen, sino también como performers registrados por la comunidad. Diversos videos y memes circularon de las acciones de baile y conciertos que la misma policía realizaba en los barrios, buscando con ellos estimular a la comunidad a mantener la cuarentena. En dichos performances entra en juego una apropiación por parte de los y las uniformadas de la cultura popular global y nacional. Por ejemplo, en éste registro en el Chocó la policía hace uso del soundtrack del meme Funeral en Ghana uno de los contenidos globalmente más viralizados (popularizados) durante la pandemia.



Pero estos mismos registros de las acciones de pedagógicas fueron remezclados innumerables veces con el rap de la policía canción popularizada a través de este meme 一 para criticar a los uniformados dando voz al perseguido, particularmente a aquellos que fuman marihuana.



El rol de la policía en los videos y memes virales va así más allá de la recriminación o el señalamiento, y se convierte en la posibilidad de hacerlos iguales a aquellos a quienes regulan su libertad. El poder que el Estado le otorga a la policía es revertido y contestado a través de la producción y circulación de imágenes hechas por la comunidad. Dichas imágenes se convierten también en canales de diálogo, reflexión, y denuncia que aunque conforman un medio subalterno de comunicación es masivo. Su repercusión requiere analisis más profundos, sobre todo ante la crisis de credibilidad que atraviezan los medios de comunicación tradicionales y hegemónicos.


Cuando las cuarentenas en Latinoamérica sirvieron para acallar las masivas manifestaciones sociales que ocurrían en varios países, la desazón tuvo que volcarse a las redes sociales. En Colombia, la constante masacre de líderes sociales que viene desde los acuerdos de paz firmadas entre las FARC y el Estado en el 2016, y que no dio tregua durante la cuarentena, sigue siendo uno de los principales movilizadores de masas en las calles incluso a pesar de la pandemia. Sin duda alguna, la actual democratización en la producción y difusión de contenidos audiovisuales jugó un rol principal para mantener viva la movilización. No sólo aquella física que lleva a las personas a las calles, sino también una que desde lo virtual hace resistencia a un gobierno que se prepara para su reelección en el 2022, invirtiendo 5.000 millones de pesos (más de un millón de euros) para posicionar su imagen en las redes sociales.



81 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo